Gizonduz

Logotipo institucional euskadi.net
Menú de Navegación

“A los jóvenes transexuales el sistema no nos deja existir”

Publicado el 30 Abril 2016 en Diversidad de género, Diversidad sexual, General |

Violeta Aguado. ELdiario.es

Ángela estudió duro porque “sin estudios y siendo trans, seguramente no llegaría a ninguna parte”. Elizabeth tuvo que cambiar de instituto. Paula lo dejó dos veces.

Piden acabar con el tabú: “Es una realidad que está aquí y no podemos cerrar los ojos o mirar para otro lado”.

“A la hora de hacer el curriculum, ¿qué nombre pongo? ¿El legal o el mío? Y en la entrevista, ¿lo cuento o espero?”, cuenta Rion, de 21 años.

Terminar los estudios, conseguir trabajo o independizarse son algunos de los principales problemas a los que se enfrenta la actual juventud española. Éstas y otras situaciones de la vida cotidiana se complican para los jóvenes transexuales.

“La etapa educativa es una de las más complicadas de afrontar cuando estás en una transición, es difícil encontrar centros inclusivos donde se respeten las diferencias y se pongan medidas reales para parar el acoso hacia el alumnado trans”, dice Ángela Sotogrande. Esta joven transexual no abandonó en ningún momento sus estudios porque tenía claro que “sin estudios y siendo trans, seguramente no llegaría a ninguna parte”.

Sin embargo, el caso de Ángela es diferente al de Elizabeth, que tuvo que cambiar de instituto porque el centro privado en el que estudiaba no ofrecía ninguna medida para acomodar a una alumna trans. O el caso de Paula, que abandonó el entorno escolar hasta en dos ocasiones.

Según el estudio Transexualidad en España, Análisis de la realidad social y factores psicosociales asociados, solo un 39,2% de los jóvenes hizo visible su transexualidad cuando estudiaba. Los jóvenes transexuales coinciden a la hora de calificar los espacios educativos como entornos no inclusivos, especialmente durante la educación secundaria, cuando el sistema binario irrumpe con fuerza y los niños y las niñas tratan de encajar en uno de los estereotipos establecidos.

Para estos jóvenes transexuales el problema es de base. Creen que los roles de género en los que se educa a los niños son rígidos y los espacios educativos no educan sobre la diversidad ni invitan a que los alumnos se comporten como son. Además, acusan a leyes como la LOMCE de obstaculizar el crecimiento de entornos seguros y respetuosos en los que se persiga la transfobia, o cualquier otro tipo de acoso.

leer completa 

Leer más

La ambigüedad de género desafía los roles tradicionales: “No me considero hombre ni mujer “

Publicado el 15 Abril 2016 en Diversidad de género |

CARLOTA CHIARRONI 07.03.2016

Género no binario es un término paraguas bajo el que se refugian las personas cuya identidad de género no encaja en los roles de hombre y mujer. De acuerdo con la Fundación Daniela, “puede ser una mezcla de ambas identidades [hombre y mujer] o un constructo alternativo a este”. Nepal emitió en agosto el primer pasaporte que contempla una tercera opción en cuanto al género, que quedó reflejado con una O de otros.
A Rion se le asignó el género femenino al nacer, hace ya 21 años. Y precisamente por esto se vio obligado a vestir la falda que dictaba el colegio católico de chicas en el que estudió. Detestaba esa prenda casi tanto o más que el color rosa. Los años no consiguieron que se acostumbrara a ella, pero sí a que sus compañeras de pupitre le llamaran ‘chicazo’, un apodo con el que se sentía cómodo e identificado: “No me iba a cabrear porque en el fondo tenían razón”. Con el tiempo se dio cuenta de que no encajaba en el género femenino que se le había asignado en base a sus genitales. Tampoco en el extremo opuesto: el masculino.

Su identidad de género, por extraño que pueda parecer en España debido a la falta de visibilidad, desafía los dos roles tradicionales que impone la sociedad: Rion no se considera hombre ni mujer, esas identidades se han quedado obsoletas en un siglo XXI que está en constante cambio. Es lo que se conoce como género no binario, un término paraguas bajo el que se refugian las personas cuya identidad de género no encaja en ninguno de los dos polos opuestos y que, según la Fundación Daniela, “puede ser una mezcla de ambas [hombre y mujer] o un constructo alternativo a este”. Se trata de una manera de ser y sentir diferente, que nada tiene que ver con la orientación sexual, la expresión de género o la intersexualidad (personas que nacieron con genitales no definidos). Actúa, en concreto, como un término genérico para aunar a ese colectivo que no encaja en la figura de hombre y mujer. Hay casos, como el de Rion, que se identifican únicamente dentro del género no binario. Otros, sin embargo, escogen una identidad (agénero, género fluido, maverique…) dentro de éste

Las opciones son infinitas y cada caso tiene sus matices y sus propias aristas. Lo único que tienen en común todos ellos es que no se posicionan. La mayoría opta por utilizar un lenguaje neutro, mientras otros se resignan y aceptan los pronombres del género que más les puede representar. Algunas personas sienten la necesidad de cambiar ciertas partes de su anatomía, de someterse a un tratamiento hormonal, de realizar una transición total o parcial de su cuerpo; otras no. Algunas pueden sentirse más cómodas con una expresión de género masculina, femenina o ambigua. No hay una norma que establezca dónde están los límites porque, de eso se trata, no los hay.     El espectro actual es más amplio y diverso que hace unas décadas y el testimonio de Rion -nombre que adoptó debido a su ambigüedad- lo demuestra: “No encajaba con las chicas, pero veía a los chicos y tampoco me veía reflejado”. Así, fueron muchas las dudas que le invadieron durante su adolescencia, cuando trataba de entender quién era y por qué ninguno de sus amigues -como llama a sus amigos en lenguaje neutro- se sentía como él. Por qué durante años trató de masculinizar su expresión de género con ropa ancha si en realidad no se sentía como tal. No fue hasta hace dos años cuando descubrió en internet el término de género no binario y sintió que había encontrado su lugar, la pieza del puzzle que faltaba y que le completaba. El término que le confirmó que su caso no era excepcional y que no estaba solo.

leer completa

Leer más

AHIGE en el Día internacional contra la homofobia, bifobia y transfobia (LGBTfobia): 17 de mayo

Publicado el 19 Mayo 2015 en Diversidad de género, Diversidad sexual, General, Grupos de hombres, Los hombres ante la igualdad |

El 17 de mayo, Día internacional contra la homofobia, bifobia y transfobia (LGBTfobia)  se viene conmemorando desde hace años en recuerdo de la fecha, 1990, en que se eliminó de la lista de enfermedades mentales de la OMS la homosexualidad (todavía no hemos logrado la despatologización de las personas transexuales; es decir, que la transexualidad sea borrada también de esa lista).

AHIGE, Asociación de hombres por la igualdad de género (www.ahige.org), fue creada hace 14 años y cuenta con miembros organizados en gran parte del territorio estatal. El movimiento de hombres por la igualdad incluyó, a instancias de AHIGE, el 17 de Mayo como una de las tres fechas importantes en la Agenda común de los hombres por la igualdad (Noviembre del 2013) en la Trobada Estatal de Sant Boi del Llobregat (Barcelona), junto al 21 de Octubre (Ruedas de hombres contra las violencias machistas) y el 19 de Marzo ( Día del padre igualitario).

En la editorial de su revista digital Ahige, lanzan una carta al movimiento LGTBI:

“Nuestra asociación tiene como principales objetivos la búsqueda de nuevas formas de ser hombre (cissexual y transexual), a través de nuevos modelos de masculinidad (positivos, respetuosos, igualitarios y más libres), además del trabajo por superar todo tipo de discriminación por razón de sexo, de orientación sexual, de identidad de género. Centramos nuestros esfuerzos especialmente, pero no únicamente, en acabar con las discriminaciones que sufren las mujeres (cissexuales y transexuales).

El hecho de que en la Agenda común de los hombres aparezca la fecha del 17 de Mayo es un gran paso para las asociaciones de hombres por la igualdad y para nosotros mismos, ya que nos unimos a vuestras reivindicaciones y a vuestro proceso hacia una igualdad real. La decisión de incluirla es resultado de un proceso de reflexión interno, a nivel personal y grupal, de nuestra asociación, donde están representados todo tipo de hombres como reflejo de la diversidad sexual existente. Además, con este hecho, estamos reconociendo públicamente que las diferentes fobias por razón de sexo y género son un rasgo de violencia y discriminación de caducas ideas de la masculinidad heredadas del heteropatriarcado, y que, por desgracia, aún forman parte de la socialización masculina tradicional que día a día estamos intentando desmontar. Por eso, estamos convencidos de que el problema de las LGTBfobias no solo afecta a los colectivos directamente implicados, sino que nos afecta a tod@s. Porque estamos comprometidos con un cambio de las relaciones entre todos los seres humanos. Un cambio que parta del reconocimiento del valor de todas las diversidades, incluídas las sexuales.

Esta carta quiere abrir un canal de comunicación, como ya hemos hecho con los movimientos feministas y colectivos de mujeres anteriormente, y de colaboración donde busquemos espacios y momentos para compartir.

Queremos también participar de vuestras reivindicaciones en las diferentes localidades donde estéis a lo largo del año, pero especialmente el 17 de Mayo, por lo que os pedimos que respondáis a nuestra carta para sumar sinergias de la misma forma que os invitamos a participar de nuestros actos. Los hombres por la igualdad y concretamente nuestra asociación, AHIGE, nos sentimos parte del movimiento GLBTI.”

Ver editorial completa:

CAMPAÑA: “HOMBRES POR LA DIVERSIDAD AFECTIVO-SEXUAL, DE GENERO Y FAMILIAR”

A la vez AHIGE lanza una campaña en las redes sociales. “Hombres por la diversidad afectivo-sexual, de género y familiar” de cara al 17 de Mayo manifestándose a favor de la reivindicación de una Ley contra la LGTBfobia y por los derechos de las personas LGTB, sabiendo que es un sistema impide a los hombres elegir libremente como quieren que sea su masculinidad.

En la campaña proponen:

– Mostrar nuestra oposición a la LGTBfobia con un cartel que lo diga “Hombres contra la LGTBfobia” o “Hombres por la diversidad afectivo-sexual, de género y familiar”.

– Enfrentarnos a la LGTBfobia rompiendo los límites que ésta impone a los hombres. Por eso, os pedimos fotos mostrando afecto y cariño, cercanía, complicidad, con besos, abrazos y cuidados entre hombres. El “miedo” a ser tildados de homosexuales (la homofobia interiorizada) hace que muchos hombres dejen de mostrar el afecto que sienten.

– Cuando os solicitamos estas imágenes os pedimos un acto político para cuestionar los límites que un sistema machista y LGTBfóbico desde la visibilidad del afecto entre hombres y desde nuestro rechazo a toda forma de violencia, miedo y exclusión.

La campaña consiste en subir vosotros mismos la foto a este evento.

Más sobre la campaña AHIGE:

 

 

Leer más

‘Pride’: Orgullo gay y mineros

Publicado el 24 Abril 2015 en Diversidad de género |

pride

María Castejón Leorza en Pikara Magazine.

Pride (Orgullo), dirigida por Matthew Warchus, ha sido definida como la comedia británica del año y está cosechando un notable éxito de crítica y público. Cuenta una historia real y francamente desconocida, la alianza entre el movimiento de gays y lesbianas y la lucha minera de los mineros ingleses, una lucha que mantuvo un duro y cruel pulso con el Gobierno de Margaret Tatcher entre 1984 a 1985.  Este contexto histórico sirvió de fondo de otras películas como Billy Elliot (Stephen Daldry, 2000), a la que la publicidad de Pride apela como referente .

Pride se basa en un hecho real, la nada fácil ni sencilla alianza entre gays, lesbianas y mineros, para visibilizar dos acontecimientos que muchas personas no conocíamos: el papel del colectivo Lesbianas y Gais Apoyan a los Mineros (LGSM) –de hecho fue el que más dinero recaudó- y la participación posterior de los sindicatos mineros en la Marcha del Orgullo de 1985. Esta comedia dramática maneja de forma brillante los códigos del género para construir una película comercial que funciona y que emociona. Y éste es uno de los puntos fuertes de Pride, que, dirigida al gran público, consiga visibilizar y cotidianizar la lucha LGTB sin perder garra, aunque en ocasiones pueda caer en un tono almibarado e ingenuo.

Pride nos hace reflexionar sobre las alianzas, sobre esas redes de solidaridad y de lucha que trascienden las diferencias y los límites de los grupos. Los y las integrantes de LGSM empatizan con los mineros sin dejar de preocuparse por los gays que están muriendo todos los días por el SIDA, uno de los ejes temáticos de la película. Pero en ese momento en concreto priorizan la alianza con un colectivo que incluso les rechaza. Así, Pride habla de la lucha contra un enemigo mucho más fuerte que tú y de descubrir un amigo o amiga que no presuponías determinante en tu lucha. Y eso es de una grandeza brutal. Se apela a una hermandad global que está por encima de los puntos que unen. De brazo con brazo y hombro con hombro. Por ejemplo, para el personaje de Mark, no defender a los mineros sería como defender a los obreros y no a las mujeres. Identificando enemigos comunes, la película nos ofrece un ejemplo y una referencia que tendríamos que tener presente. Vale, la realidad no es una peli, y el camino es duro, pero en algún momento tendremos que empezar.

Leer articulo completo

 

Leer más

Entrevista a Raquel (Lucas) Platero, autor de “trans*exualidades. acompañamiento, factores de salud y recursos educativos” (Bellaterra, 2014)

Publicado el 10 Noviembre 2014 en Diversidad de género, Diversidad sexual |

EDUARDO NABAL ARAGÓN. Diario progresista.

Entrevistamos a Raquel (Lucas Platero) (Madrid, 1970) AUTOR DEL LIBRO “TRANS*EXUALIDADES” (Editorial Bellaterra, 2014), que está a punto de llegar a nuestras librerías esta misma semana. Desde el compromiso y la pedagogía social su ensayo aborda la intervención comunitaria sobre la infancia y juventud que rompe las normas de género y son transexuales, introduciendo el término trans con asterisco, trans*, como herramienta política.. Platero ha publicado otros libros como: “Intersecciones.

Diario Progresita: Hola Lucas. El tema de la despatologización trans está en el candelero pero estamos en un campo de intervención muy nuevo como para abordarlo a la ligera. Tu libro aborda la transfobia que, a mi entender, a pesar de sus indudables conexiones es algo diferente a la homofobia o la lesbofobia, igual que un tipo de discriminación no es igual a otro, aunque las luchas puedan coincidir. ¿Cómo ves tú estas distinciones?

Raquel (Lucas) Platero: Distinguir diferentes tipos de discriminación tiene el valor de afinar nuestra mirada sobre cómo transformar nuestra realidad social, con un impacto específico sobre las posibilidades reales de vida y de vida digna de las personas, en este caso de las personas trans* y sus familias. La transfobia no es mas que un término que señala toda forma de violencia, rechazo, agresividad y actitudes negativas sobre quienes transgreden o no encajan en las expectativas sociales sobre las normas de género. No se trata de un fenómeno individual, sino que también incluye formas institucionalizadas de discriminación, patologización y estigmatización. La transfobia sin duda incluye formas concretas de sexismo, de clasismo, de capacitismo, racismo y otras exclusiones que conforman una exclusión múltiple, que podemos señalar como interseccional.

D.P. ¿Qué aporta este libro que no tengan otros ya publicados recientemente sobre la transexualidad?

R.L. P : “Trans*exualidades” se propone como una herramienta para la transformación social, de manera que no sólo contiene cosas básicas como conceptos y un marco teórico, sino que aporta también cosas novedosas como una atención cuidadosa a la infancia y a las familias. Desde un marco teórico accesible y riguroso, se ofrece un análisis de los factores de salud que impactan en la calidad de vida de las personas trans* y que contribuye a combatir la transfobia social. Además, se muestra un mapeado realizado con entrevistas con menores y adultos trans*, asi como de sus familias y profesionales en el ámbito. Finalmente, incluye herramientas prácticas como actividades didácticas, personajes históricos y recursos educativos. Creo que es muy libro completo, que puede ser útil para públicos muy distintos.

Entrevista completa.

Leer más

Menores trans: invisibles y sin derechos

Publicado el 31 Octubre 2014 en Diversidad de género |

Patricia Reguero. Diagonalperiodico.net

Algunas personas sienten y expresan en su infancia identidades sexuales diferentes a las que les asignaron al nacer. El sistema los ignora mientras las familias luchan para que se reconozcan sus derechos.

“En el momento en que somos capaces de nombrarnos”, contesta la sexóloga Almudena Herranz cuando se le pregunta a qué edad puede una persona expresar su identidad sexual. Patrick lo hizo a los dos años. Eli a los tres. “Cuando pueden empezar a nombrarse hablan de sí mismos en el género que les resulta más afín a lo que sienten”, explica Herranz. “Algunos son muy directos y empiezan a decir que son niños o niñas aunque todo el mundo piense lo contrario”.

Los y las menores transexuales, niños o niñas cuya identidad sexual no coincide con el sexo asignado al nacer en función de sus genitales, no existen en la estadística. Pero “los niños hablan y, cuando lo hacen, tenemos que escucharlos”, explica Vio­leta Herrero, madre de Eli, vicepresidenta de Chrysallis Madrid y coordinadora del grupo de padres y madres de Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (Cogam). Su hija le dijo muy pronto que, pese a haber sido clasificada como niño al nacer, era una niña. En su familia empezó un proceso de transición. “Cuando empiezas a dejar que tu hija acheter viagra en ligne sea ella misma la oyes reír, ves que, en su caso, terminan los terrores nocturnos, no le dan rabietas, no la ves decaída… ves que es una niña mucho más feliz”.“Dejándoles que se expresen sabemos que mejora su estado de ánimo, y cualquier familia lo relata: empiezan a relacionarse de otra manera con la gente, a estar sonrientes”, explica Herranz.

 Leer más

Leer más