Gizonduz

Logotipo institucional euskadi.net
Menú de Navegación

HOMBRES POR LA IGUALDAD. ¿FEMINISTAS O ALIADOS DEL FEMINISMO?

Publicado el 29 enero 2015 en Feminismos, Grupos de hombres, Los hombres ante la igualdad |

MIKEL OTXOTORENA FERNÁNDEZ, 

(forma parte de la asociacion para la igualdad On:Giz Elkartea.)

Son ya muchos los años que las mujeres llevan trabajando, a través del movimiento feminista y de otros movimientos que sufren otros tipos de discriminaciones (como el LGTBIQ+, por ejemplo[1]), en la transformación de los modelos que la sociedad sexista impone. Siempre con un mismo objetivo: la creación de una sociedad justa, equitativa, democrática e igualitaria.

Comenzando por la legislación internacional, pasando por los distintos estados y terminando en las normativas de las instituciones más cercanas a la ciudadanía, encontramos multitud de leyes, acuerdos y acciones que proponen, regulan y promocionan la igualdad entre las mujeres y los hombres. Algunos de estos ejemplos serían: la CEDAW (Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer), Declaración de Beijing en 1995 en la Cuarta Conferencia Internacional sobre las Mujeres, los acuerdos de defensa de los Derechos Humanos, las distintas leyes que se han promulgado en contra de la violencia contra las mujeres a todos los niveles, o las campañas de sensibilización y concienciación ciudadana… entre otras muchas.

Especialmente en la última década, se han multiplicado en el seno de las organizaciones internacionales las opiniones, acuerdos y documentos en favor de la igualdad que señalan la necesidad de que los hombres se integren en estos procesos como sujetos activos en la construcción de sociedades más equitativas. Unas sociedades en las que mujeres y hombres tendrán los mismos derechos y deberes, y en las que la igualdad se traducirá en logros. Una de las acciones mediáticas más recientes en esta línea es el discurso que la actriz británica Emma Watson pronunció ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York en el marco de la presentación de la campaña He for She[2].

Centrándonos en Euskal Herria, mi realidad más cercana, puedo decir que en las últimas décadas son cada vez más los hombres que se están implicando en el trabajo por la igualdad entre mujeres y hombres. Con formas y formatos diversos, desde asociaciones y grupos a iniciativas individuales, encontramos a hombres que están ya construyendo igualdad, con distintos enfoques y puntos de vista. Y aunque hay mil maneras de hacer el trabajo y comprenderlo, todos ellos confluyen en un mismo objetivo: el trabajo contra el sexismo y la construcción de una sociedad más igualitaria tanto con respecto a lo personal como a lo colectivo y social, que promueva relaciones más justas entre hombres y mujeres.

Tal es el caso, entre otros, de la Asociación On:Giz o de la Cooperativa Arremanitz, entre otros, colectivos mixtos que promueven el trabajo sobre la construcción social de las masculinidades mediante la reflexión y la incidencia. Para ello se sirven de herramientas y estrategias diversas como la sensibilización, la creación de conciencia, la formación, la dinamización de grupos de hombres, el apoyo de procesos o la asesoría.

Por otro lado, existen también grupos de hombres que se reúnen periódicamente en ciudades y pueblos de Euskal Herria. Grupos que, en este caso también, tienen naturalezas diversas y caracteres propios. Así, mientras algunos grupos cuentan con dinamización externa, otros son auto gestionados por sus miembros; el número de participantes varía dependiendo del grupo, algunos se reúnen de forma habitual, otros de manera más esporádica. Existen grupos que centran su trabajo exclusivamente en el ámbito interno, mientras otros priorizan el activismo social. También hay grupos que trabajan de manera simultánea los dos aspectos, el interno y el social. Entre estos grupos (con diferentes niveles de actividad y permanencia de sus integrantes) se encuentran: el grupo de hombres de Santurtzi; Pipertxuriak, de Bilbo; Zipriztintzen, de Ermua, los grupos de hombres de Ondarroa, Hernani, Iruñea y Zarautz; los cuatro grupos que se han creado alrededor de On:Giz en Gasteiz, o el grupo Biok de Laudio.

Debemos contemplar también los distintos programas y actividades que las instituciones públicas vascas están promoviendo en favor de los hombres y la igualdad, como el Programa Gizonduz del Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, o las distintas actividades que se están impulsando desde ayuntamientos como los de Getxo, Ondarroa o Ermua. También encontramos a hombres que están trabajando individualmente, en el ámbito académico o como asesores. Por último, es importante mencionar, en este repaso rápido, la existencia de una red conformada por grupos, asociaciones y hombres a título personal: Gizon Sarea.

A pesar de todas estas iniciativas, seguimos encontrándonos, una y otra vez, con la desconfianza y el debate en torno a la implicación de los hombres en el trabajo por la igualdad por parte de algunos sectores del movimiento feminista y por la de algunos hombres. Los argumentos en contra o a favor de la participación de los hombres son comprensibles en muchos casos.

Para superar la situación

Sería casi imposible analizar de forma rigurosa cada una de las argumentaciones a favor y en contra en un espacio tan limitado como éste, por lo que intentaré mencionar cuáles son, desde mi punto de vista, las cuestiones que podrían ser tomadas en cuenta en el futuro si se quiere superar la situación actual. Unas cuestiones en torno a las cuales se han construido multitud de opiniones y críticas y que, en este caso, se refieren al contexto de Euskal Herria, por lo que no siempre se corresponden con otras realidades de otros puntos del estado.

Para ello, es imprescindible mencionar una actividad que está muy relacionada con la temática de este artículo: los encuentros que, bajo el título Feminismoak eta gizonak, bidegurutzean3 se celebraron a finales de 2013 y comienzo de 2014 en Donostia. Participaron mujeres representantes del movimiento feminista de Euskal Herria, tanto de instituciones públicas como de grupos de mujeres, así como hombres que están trabajando a favor de la igualdad en asociaciones, administraciones públicas, individualmente, etc.

La iniciativa Feminismoak eta gizonak, bidegurutzean tenía un objetivo modesto, por lo que no pudieron participar ni todas ni todos los que son, por cuestiones de cupos y agendas. A pesar de ello, se intentó encontrar un equilibrio en la participación de hombres y mujeres, así como en la diversidad de procedencias, ámbitos de trabajo, generaciones y puntos de vista. Fue, sencillamente, un intento de facilitar una primera toma de contacto entre los distintos colectivos, promover el intercambio de experiencias, permitir que se dieran a conocer y pudieran descubrir sus puntos de encuentro y desencuentro, dejando así una puerta abierta, tal vez, para colaboraciones futuras.

La valoración general fue muy positiva, algo que quedó reflejado en la evaluación que hicieron las y los participantes. A principios de 2015 se volverá a celebrar en Donostia un nuevo encuentro con las y los participantes de la edición de 2014, con el objetivo de dar seguimiento a las cuestiones que quedaron pendientes y dar continuidad a los procesos en el futuro, siempre y cuando se quiera o se pueda.

Lo que se encuentra en el trasfondo de estos encuentros fue, y es, reflexionar, analizar, debatir y acordar si los hombres debemos tener un papel activo en la construcción de la igualdad, o por el contrario, si debemos estar en un segundo plano en este camino. Si esta participación debe ser dentro del movimiento feminista, como feministas, o de forma paralela.

En resumen, podríamos decir que en Euskal Herria nos encontramos aún en los inicios del debate en torno a estas temáticas, por lo que consideramos que es importante establecer de forma pausada, cuidadosa y constructiva unas bases sólidas. Para ello, será indispensable no perder de vista la diversidad dentro del movimiento feminista y de los hombres que trabajamos a favor de la igualdad. Una diversidad que se refleja, como hemos expuesto, en las distintas y diversas formas, metodologías, herramientas y perspectivas de trabajo que hombres y mujeres están desarrollando. Deberemos dejar a un lado la idea de bloques hegemónicos y trabajar con las diversidades que nos presenta la realidad.

Por otro lado, es importante destacar que una igualdad real entre hombres y mujeres sólo será posible desde la integración del trabajo y las perspectivas feministas, una condición imprescindible en el proceso de construcción de sociedades igualitarias reales. Sólo así se garantizará que los hombres y grupos neomachistas, que han integrado en su discurso unas argumentaciones pseudo-igualitarias, no tengan cabida en este proceso. Los grupos y hombresneomachistas están teniendo mucha presencia en los últimos años y pueden ser muy perjudiciales para los colectivos que estamos trabajando por la construcción de sociedades igualitarias desde las perspectivas y estrategias feministas.

Pero, cuidado, esta última afirmación no presupone, ni mucho menos, que los colectivos que estamos trabajando desde perspectivas y estrategias feministas lo estemos haciendo todo bien. También tenemos nuestras meteduras de pata, nuestras dificultades y aciertos, que hemos encontrado en el camino y que seguiremos encontrando. Desde ahí debemos contextualizar las críticas, desconfianzas y debates que nos encontramos sobre la participación de los hombres.

Así, tomando este contexto como punto de partida, es imprescindible hacer este trabajo desde una perspectiva y estrategia feminista, siendo el próximo paso a dar el definir dónde, cómo y desde qué lugar nos colocamos los hombres. Es decir, ¿debemos ser parte activa dentro del feminismo o nos ubicamos como aliados desde espacios paralelos? A la vez, será imprescindible que iniciemos trabajos y reflexiones conjuntas con las mujeres que integran el movimiento feminista (sean institucionales, activistas o académicas), para así poder responder a esas preguntas.

No hay fórmulas mágicas, pero tal vez la construcción de alianzas y puentes en torno a temáticas concretas puede ser una forma de comenzar a recorrer este camino. Por ejemplo, desarrollar entre hombres y mujeres estrategias sencillas y con impacto en cuestiones como la paternidad responsable, la violencia sexista o la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

En el camino hacia la construcción de una igualdad real estamos atrayendo poco a poco cada vez más hombres. El que comencemos a hacernos presentes y a participar en espacios que hasta ahora han sido casi exclusivos de las mujeres ha traído, como se ha mencionado a lo largo del artículo, más de una metedura de pata, malentendido, desacuerdo, desconfianza y prejuicio. Pero ha habido, y sigue habiendo también, logros y avances muy valiosos.

Las mujeres tienen realizado ya un largo camino y un gran trabajo. Los hombres también hemos iniciado esa senda, que no tiene vuelta atrás. No será un camino fácil. Encontraremos muchos obstáculos antes de llegar a la meta. Los hombres y las mujeres nos encontraremos en ese camino, que en algunos momentos recorreremos juntas y en otros los unos al lado de las otras. Eso sí, siempre desde los feminismos. Por lo tanto, sigamos trabajando por esa sociedad realmente igualitaria, equitativa, justa y democrática.

Artículo publicado en el nº64 de Pueblos – Revista de Información y Debate, tercer trimestre de 2014.

Euskaraz: “Berdintasunaren aldeko gizonak: feministak ala feminismoaren aliatuak?”

Leer más

PUEBLOS 64 – ENERO DE 2015. FEMINISMO PARA OTRO MUNDO POSIBLE

Publicado el 13 enero 2015 en Feminismos |

 

SILVIA PIRIS LEKUONA Y ANDREA GAGO MENOR, 

2014 ha sido el año de la lucha feminista, el año en el que miles de mujeres han ocupado las calles reclamando, una vez más, el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos y vidas. 2014 ha desempolvado pancartas y lemas para gritarlos con energía y rabia, a veces incluso con la perplejidad que suponía para algunas revivir momentos ya pasados. Ha sido un año que ha visto la creatividad y la vida de un movimiento feminista, uno, conformado por muchos diferentes feminismos. Un año entendemos duro para quienes llevan augurando la desaparición y la no vigencia de las propuestas feministas, para quienes califican de caduco y obsoleto un movimiento que nunca estuvo muerto pero que, incluso, se ha fortalecido y rejuvenecido en estos meses.

El aborto en 2014 amenazaba con seguir siendo elno-derecho, siempre sometido a los intereses y a la agenda de los diferentes partidos políticos. Después de todas las movilizaciones, de ver cómo se ha aparcado esa ley que decía proteger “el derecho a la maternidad”, podemos decir que ha sido un año de victoria. El proyecto de ley ha resultado finalmente molesto para quienes con más ahínco lo defendían y ha terminado, parece, con alguna carrera política.

Bailamos y celebramos, pero con la claridad de que la lucha continúa y continuará hasta que el aborto libre y gratuito sea un Derecho con mayúsculas, hasta que vivir la sexualidad libre y plenamente sea una realidad para todas las mujeres en todas las partes del mundo. Así, hacemos nuestra, en estas páginas, la lucha por la libertad de las 17 de El Salvador, con la convicción de que si nos tocan a una nos tocan a todas y, también, de que para enfrentarnos a ese enemigo común con diferentes rostros necesitamos, sí o sí, solidaridad internacionalista feminista.

En este segundo monográfico feminista de la revista Pueblos  [enlace al primer monográfico, nº 55]  toman la palabra personas y organizaciones que están confrontando y proponiendo alternativas al sistema capitalista heteropatriarcal desde diferentes miradas y lugares en el mundo. Son propuestas que pretenden enfrentar el conflicto capital-vida, construyendo colectivamente desde los territorios, desde lo local/global, vidas dignas, buenas vidas, vidas que merezcan la alegría ser vividas.

Son propuestas que nos sacuden para repensar el modelo, una necesidad cada vez más urgente. Que nos llevan a asumir que la revolución será feminista o no será, y, también, que capitalismo y patriarcado deben caer juntos. Desde la interseccionalidad se revelan análisis complejos de la realidad, en constante cambio, que nos hablan de cómo interactúan los diferentes sistemas de dominación. Se nos muestran caminos, todavía no trazados, que nos orientan hacia la construcción de estas alternativas con otras agendas y otros movimientos, a pesar de todas las dificultades y peligros a los que haya que hacer frente.

Os invitamos a que exploréis estas páginas, a que podáis bucear en una publicación que se ha pretendido construir diversa y necesariamente incompleta, algo que nos vuelve a mostrar la riqueza del feminismo. Esperamos que las ideas que aquí se presentan, las reflexiones sobre economía feminista, sobre las luchas cuerpo-territorio, sobre comunicación y tecnología, sobre la articulación con otras y con otros, o sobre el papel de la cooperación como herramienta de solidaridad feminista, os resulten tan interesantes y enriquecedoras como ha sido para nosotras preparar este número. Que puedan alimentar vuestros debates y ser semillas que plantemos para la construcción de ese otro mundo posible. Gora emakumeon borroka! ¡Viva la lucha feminista!


Silvia Piris Lekuona es feminista. Forma parte del grupo de investigación Cooperación Crítica y Movimientos Sociales de Hegoa (UPV/EHU) y de Bizilur.
Andrea Gago Menor coordina Pueblos – Revista de Información y Debate.

Leer noticia completa

Leer más

“Los medios de comunicación no están contribuyendo en la lucha por la igualdad”

Publicado el 7 enero 2015 en Feminismos |

Noticias de Álava.NEKANE LAUZIRIKA – Martes, 6 de Enero de 2015

BEGOÑA MURUAGA FUNDADORA DEL FÓRUM FEMINISTA MARÍA DE MAEZTU, PREMIO EMAKUNDE

El Fórum Feminista María de Maeztu ha sido distinguido con el Premio Emakunde a la Igualdad por su trayectoria de más de 25 años en la lucha feminista.

GASTEIZ- El jurado ha destacado, entre otros aspectos, su labor de denuncia ante situaciones que significan un riesgo de retroceso en los derechos conseguidos por las mujeres, su trabajo en red con mujeres y asociaciones así como su influencia en los partidos políticos para que se creara un organismo de igualdad en la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAV).

El Fórum es una asociación fundada en 1988, aunque las mujeres que lo crearon habían iniciado su andadura dos años atrás en Zarautz. En mayo de 1986, un centenar de mujeres vascas se reunieó en la Residencia Monte Albertia de la localidad guipuzcoana para exigir a todos los partidos del arco parlamentario la puesta en marcha de un organismo que impulsara la igualdad de mujeres y hombres. ”Como consecuencia de ello, el Parlamento Vasco aprobó la creación del Instituto Vasco de la Mujer/Emakunde el 5 de febrero de 1988. Animadas por el logro, algunas de las mujeres que nos reunimos allí propusimos que se creara una asociación feminista que se registrara con el nombre Fórum Feminista María de Maeztu. Así surgió la Asociación”, rememora Begoña Muruaga.

Hace 25 años dudaron si poner a la asociación el término feminista, una palabra ‘maldita’ en amplios sectores sociales ¿Por qué?

-Se produjo un vivo debate. Los dos argumentos son comprensibles. Por un lado, las que pensábamos que había que reivindicar la palabra, porque la gente la tenía miedo por desconocimiento y así la dábamos a conocer. Y otras que decían que a muchas defensoras de la igualdad la palabra feminista les resultaba un poco dura, subrayando que si la poníamos en el Fórum, al no considerarse a sí misma feministas, no se apuntarían a la Asociación, porque el término les echaba para atrás. Fue un debate profundo y al final decidimos poner el término feminista.

 

Veintiséis años después el debate volvería a producirse

-Si creáramos hoy el Fórum tendríamos el mismo debate. Alguien diría “igual mejor no ponemos la palabra feminista porque todavía en la sociedad esto no está bien asumido”.

¿Por qué pasa aún esto?

-Igual nosotras no hemos hecho bien nuestro trabajo para que la gente conozca lo que es el feminismo. A mí me parece increíble que todavía haya gente muy culta -artistas, escritores de fama- que desconozcan absolutamente la lucha del movimiento feminista; al menos algo tendrían que saber desde el siglo XIX, desde las sufragistas y toda su lucha por la igualdad. Es inconcebible que no sepan nada. Además, desde los medios de comunicación en este tema se ha caminado hacia atrás.

En los 90 tenían a los medios de comunicación como ‘aliados’ en su lucha por la igualdad

-Sí. Entonces pensábamos que los medios eran unos aliados. En estos momentos tenemos la sospecha de que los medios de comunicación tergiversan mucho el mensaje feminista, y desde luego refuerzan los roles tradicionales; los medios de comunicación no están contribuyendo en nada en la lucha por la igualad.

¿Y la clase política?

-En los años 80/90, cuando se pusieron en marcha los Institutos de la Mujeres, creíamos que tenían bastante sensibilidad; con el tiempo hemos descubierto que hay muy pocos con sensibilidad feminista. Ante declaraciones machistas de trazo grueso -como las del alcalde de Valladolid, Arias Cañete…- la crítica suele ser muy tibia.

Leer completa.

Leer más

El Fórum Feminista María de Maeztu recibirá el Premio Emakunde a la Igualdad

Publicado el 10 diciembre 2014 en Feminismos |

El Premio Emakunde a la Igualdad ha recaído en su última edición en el Fórum Feminista María de Maeztu.  El jurado ha destacado su larga trayectoria de más de 25 años en la lucha feminista, su labor de denuncia ante situaciones que significan un riesgo de retroceso en los derechos conseguidos por las mujeres, su trabajo en red con mujeres y asociaciones y su influencia en los partidos políticos para que se creara un organismo de igualdad en la CAV, entre otros aspectos.

El Jurado del Premio Emakunde ha elegido entre las 27 candidaturas presentadas al Premio Emakunde a la Igualdad, la que representa al Fórum Feminista María de Maeztu, destacando su larga trayectoria de más de 25 años de lucha feminista, lo que la convierte en una de las asociaciones feministas pioneras del País Vasco.

El Jurado ha subrayado su trabajo en red con otras mujeres y asociaciones de mujeres desde el comienzo de su andadura, un trabajo con el que lograron influir en los partidos políticos para que se promoviera un organismo de igualdad en la CAV y que han mantenido en el tiempo para lograr una mayor incidencia de sus propuestas y denuncias.

Asimismo, ha valorado su trabajo de concienciación social en materia de igualdad y su colaboración con las instituciones, así como su labor de denuncia ante situaciones que significan un riesgo de retroceso en los derechos conseguidos por las mujeres y en el desarrollo de las políticas públicas de igualdad.

Otorgando el Premio al Fórum Feminista María de Maeztu el Jurado quiere realizar, además, un reconocimiento a la lucha feminista de todas las mujeres que nos han precedido, por la importancia de contar con un relato genealógico del feminismo, porque es necesario mirar y reconocer el trabajo de las predecesoras para poder seguir avanzando y porque es necesario transmitir a las generaciones más jóvenes que sólo desde el feminismo es posible seguir avanzando hacia la igualdad.

Historia

El Forum Feminista María de Maeztu (FFMM) es una asociación fundada el año 1988, aunque las mujeres que lo crearon habían iniciado su andadura dos años atrás en Zarautz. En mayo de 1986 un centenar de mujeres del País Vasco se reunieron en la Residencia Monte Albertia de Zarautz para exigir a todos los partidos del arco parlamentario la puesta en marcha de un organismo que impulsara la igualdad de mujeres y hombres. Como consecuencia de ello, el Parlamento Vasco aprobó la creación del Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde el 5 de febrero de 1988. Animadas por el logro, algunas de las mujeres reunidas en Zarautz propusieron que se creara una asociación feminista que se registraría con el nombre de Fórum Feminista María de Maeztu en junio de 1988.

Más información en el libro “Transformando la sociedad” que recoge la historia del Fórum feminista (descargable)

Galería de fotos del Fórum Feminista.

Leer más

‘Oraindik ere badira emakumeen kirol-jarduna oztopatzen duten desberdintasun handiak; eta desberdintasun horiek ere gizonen kirol-jarduna baldintzatzen dute’

Publicado el 29 octubre 2014 en Diversidad sexual, Feminismos, General, Iniciativas institucionales, Los hombres ante la igualdad |

 


Ainhoa Azumendi/Ritxar Bacete

Gazteen Euskal Behatokia

Gizonduz Programan partaide diren Ainhoa Azurmendiri eta Ritxar Baceteri egindako elkarrizketa. ?Gazteak, berdintasuna eta kirol-jarduera? izeneko ikastaroa emango dute GEBn.

1. Behatokian emango duzuen ikastaroan genero-ereduen gaia izango duzue aztergai eta beronek nesken eta mutilen kirol-jardunean daukan eraginaz arituko zarete. Zertan eragiten diote ohiko rolek kirol-jardunari?

Ainhoa. Erabakigarriak dira. Txikitatik gure portaera motorean eragiten dute, bai eta hortik aurrera kirolean jarduteko egiten ditugun hautuetan eta garapenean ere. Ohiko rolek norbanakoen bizipenei zein gizon eta emakumeen kirol-jardunari buruzko inguruaren igurikimenari eragiten diete. Eta horren ondorioz bi alderdi baldintzatzen dituzte: batetik, sexu bati eta besteari bideratzen zaizkien baliabideei dagokiena, eta, bestetik, gizonen eta emakumeen jardunei irizten zaien ez-pareko garrantziarena.

Ritxar. Ainhoak dioen bezala, kirol-jarduna genero-identitateak ez ezik jardun horrekiko inguruaren igurikimenak ere baldintzatzen du nabarmen. Egun aldaketak etengabekoak badira ere, eta esanguratsua bada ere garai batean gizonen esparruetara mugatuta zeuden jardunetan emakumeek sarbidea izan dutela, parte hartze hori ez da antzeratsu aintzat hartu, ez alderdi estetikoari dagokionez, ezta alderdi materialari dagokionez ere.  

2. Bada desberdintasunik gizonen eta emakumeen kirol-jardunaren artean? Izatekotan, zertan dira? Aldaketarik gertatu bada, nolakoa izan da azken urteotako bilakaera? Zein da Gizonduz Programak egiten duen proposamena?

Ainhoa. Badira desberdintasunak, bai. Alde kuantitatiboak eta kualitatiboak ekarri ahal ditugu gogora. Nahiz eta emakume gehiagok jardun kirolean, hazkundea ez da modu berean gertatu kirol guztietan, ezta estamentu guztietan. Oraindik ere emakumeen parte hartzea eragozten duten desorekak handiak dira, eta desberdintasun horiek ere gizonen kirol-jarduna baldintzatzen dute.

Ritxar. Gaurko kirol-jardunaren azterketa etnografikoa eginez gero, Euskadiko edozein kirol-zentrotatik osteratxoa eginda, ondo asko konturatuko gara zenbait neska futbolean edo areto-futbolean dabiltzala; harrituko gaituena, aldiz, mutilak balletean edo gimnasia erritmikoan aritzen ikustea izango da. Aurrerapenak gorabehera, sexismoak gure igurikimena eta aukeratzen ditugun jardun-motak baldintzatzen ditu, gizonen eta emakumeen kirola egiteko ahalmena bereiziz eta mugatuz. Hori bai, jakitun izan gaitezen asimetria horrek gizonei egiten diela on. Gizonduz Programaren helburua ere bada nagusi den maskulinitatearen edo matxismoaren arazoa agerian lagatzea, eta gaia ikuspuntu kritiko batetik aztertzea: kasurako kirolaren esparruan gizonezkoen presentzia norainokoa den hausnartzea, edo femeninotzat jotzen diren kiroletan zein urria den gizonen kopurua. 

3. Gizonezkoen eta emakumezkoen kirol-jardunari dagokionez, bada adin-tarterik sexuaren araberako desberdintasun nabaririk erakusten duena?

Ainhoa. Nerabezaroan eta gaztaroan, helduaro berantiarrean eta zahartzaroan gizon eta emakumeek kirol gutxiago egiten dute nonbait. Baina gabezia emakume gazteen artean da nabariagoa.

Ritxar. Bitxia da adinarena. Nahiz eta desagerrarazi ez, adinak genero-baldintzatzaileak areagotu edota txikitu egiten ditu. Sarri mutilek euren burua ‘txapeldun’ irudikatzen dute, txapeldun izateko itxaropena gizartean bertan sustraituta dagoelako. Mutilek eurek kirolari ekiten diote onarpena eta prestigioa lortze aldera, hain du indar sinboliko eta emozional handia txapeldun izatearenak. Nesketan, aldiz, itxaropen horiek ez dira berdin antzera elikatzen, eta, hortaz, neska askok kirolari uzteak badu azalpenik. 

4. Halako ikastaroak kirolaren alorrean lan egiten dutenen artean sustatzea beharrezkotzat jotzen duzue?

Ainhoa. Oinarrizkoa da, bai horixe. Kirolaren alorreko langileek genero-ikuspegiaren inguruko prestakuntza izan behar dute, sentsibilizatuta egon behar dute, eta euren gain hartu gizonak eta emakumeak motibatzeko ardura eta kezka. Kirol-jardunak bide eman behar die bizipen onak izateko, euren gorputza eta mugimen-gaitasunak ezagutu eta lantzeko, eta, aldi berean, ondo pasatzeko. Balore eta bizipen onak helarazteak bide onean jarriko ditu gizon eta emakumeak: gure bizitzan zehar kirolean jarduteak ohitura osasungarriak barneratzen lagunduko digu.

Ritxar. Zalantza barik, sexismoak gizakion ahalmenak mugatzen ditu, eta ikasitako rolek gure portaera baldintzatzen dute, sarritan guk geuk inongo aukera egin ez badugu ere. Genero-ikuspegiaren begirada zorrotzak edozein giza adierazpen ulertzeko behar ditugun baliabideak eskaintzen dizkigu. Horregatik, halako ikastaroetan errealitatearen ñabardura guztiak ulertzeko beharrezkoa den prestakuntza jaso dezakegu. Aldaketarik eragingo badugu, ezinbestekoa dugu auzia ondo aditzea.

Leer más

¿SE PUEDE SER HOMBRE Y SER FEMINISTA?

Publicado el 24 octubre 2014 en Feminismos, General, Los hombres ante la igualdad |

Publicado por 7tojil el 21 octubre, 2014

femicidio original

Leyendo el artículo de Nadi Rosso “La culpa es de las feministas excluyentes” y otro de Frieda Frida Freddy “¡No insistan! Ser hombre es incompatible con ser feminista” me dio mucho que pensar sobre lo que escribí en mi post anterior de “Yo feminista”

¿Realmente un hombre puede ser feminista? Esta pregunta ya me la había hecho hace tiempo, y cómo mencionaba anteriormente para mí es algo muy delicado y que requiere dedicación y cambios importantes. No creo que el sólo hecho de denominarme así haga que los treinta y ocho años que tengo de haber nacido bajo la categoría hombre –con toda la formación machista por activa y por pasiva, amén de privilegios sociales- se conviertan en polvo y yo renazca como un nuevo tipo de ser.

Leer más