Publicado el 8 Octubre 2014 en Iniciativas institucionales, Los hombres ante la igualdad, Violencia machista | 0 comentarios

Uno de los propósitos de Juan José Ibarretxe como lehendakari fue situar a Euskadi “como referente en el mundo por el compromiso con las políticas de igualdad entre hombres y mujeres” ¿Cree que lo consiguió? Qué retos importantes quedaron pendientes?

Creo que el compromiso con la igualdad de mujeres y hombres es consecuencia de una manera de entender la política al servicio del bienestar de las personas. En este sentido y como precursor de ese compromiso se encontraba un pensamiento que impulsaba y que buscaba la configuración de políticas de igualdad en todos los ámbitos. Se trata de acabar con las desigualdades que existen por razón de sexo y poner fin a las discriminaciones que sufren las mujeres también en nuestra sociedad.

Creo que se consiguieron avances importantes, unos pasos tras otros, desde que nuestro país se dotó en el Gobierno Vasco, en el año 1988, de un organismo como Emakunde, encargado de diseñar y acompañar a las administraciones y a la sociedad en el camino de los derechos de las mujeres. Desde entonces el avance es imparable.

Y sí es cierto que fuimos referentes en el estado español y también en el ámbito comunitario e internacional en la puesta en marcha de programas e iniciativas que daban en la línea de flotación del sistema patriarcal rancio. Los presupuestos sensibles al género, las campañas de sensibilización, los programas en educación contra la violencia machista, los proyectos de igualdad en el ámbito empresarial, los diagnósticos de situación, las planificaciones desde la perspectiva de género y sus evaluaciones, la formación en igualdad en las administraciones encargadas de ejecutar las políticas sectoriales y especialmente la ley para la igualdad de mujeres y hombres que presentamos al Parlamento Vasco y su desarrollo posterior.

Leer más